Browse Tag: consejos

localizador videojuegos

Consejos para dedicarte a la localización de videojuegos

En los últimos años, ha aumentado mucho el número de videojuegos que se traducen, y cada vez en más idiomas, algo que alegrará a los profesionales de la traducción y de la localización que se anuncian en portales como Parlam. Se trata de una gran noticia para el sector, dado que cada vez se buscan más traductores que se especializan en la localización de videojuegos, un sector muy interesante para los jóvenes.

Sin embargo, para ser localizador, debes cumplir una serie de requisitos que, con toda probabilidad, nadie te contará durante tus estudios. Nosotros te los contamos a continuación:

Domina el inglés

Incluso si dominas otro idioma extranjero. Pensemos lo que pensemos, el inglés hoy en día es un idioma básico. Piensa que cualquier videojuego, antes de ser traducido al español, pasa por el inglés, incluso si es un juego que proviene de Asia. Esto es así porque resulta mucho más fácil y barato contratar a un traductor del inglés al español que del japonés al español.

Claro que, si también dominas a la perfección el japonés, estarás duplicando tus posibilidades de trabajar en el sector, al fin y al cabo.

Juega siempre que puedas

Para especializarse, es muy recomendable que lo hagas por pasión,  que suelas jugar a todo tipo de videojuegos, que conozcas la jerga y los términos específicos de los diferentes géneros de videojuegos y que controles del tema, en general. De este modo, habrá menos margen de error.

Además, si trabajas en algo que te apasiona, difícilmente te cansarás de ello. Claro que en todo trabajo hay momentos difíciles; tenlo en cuenta.

Conoce los aspectos técnicos de la localización

Estas traducciones comparten aspectos técnicos diversos con la localización de software, como el límite de caracteres en un diálogo o el uso de variables y códigos especiales dentro del texto.

Sé creativo

Para traducir chistes, bromas y frases hechas, necesitarás encontrar el equivalente en tu idioma, en lugar de traducir dicha frase de manera literal y que pierda toda la gracia. Al fin y al cabo, por esto se conoce como “localización” y no “traducción”; debes saber adaptar los textos de manera natural y creíble.

Fidelidad a tu público

Siguiendo con el punto anterior, una de las peculiaridades del español es que los adjetivos y algunas conjugaciones de los verbos tienen género, al contrario que ocurre en inglés. Intenta ser lo más neutro posible.

organizar apuntes

Ideas para organizar tus apuntes

¿Vas a la universidad, al instituto, a clases de idiomas o haces un máster o posgrado? En cualquiera de estos casos, es posible que termines con los apuntes hechos un desastre por en las mochilas si no te organizas de la manera apropiada.

Si cuentas con un profesor que dicta o explica el temario a un ritmo inalcanzable para tu mano, es probable que lo mejor que puedas hacer sea tomar apuntes en sucio y obligarte a pasarlos a limpio en cuanto llegues a casa, con toda la tranquilidad, a mano o a ordenador.

Pero ¿cómo empezar a organizarlo adecuadamente?

Por colores y tamaños

Haz acopio de todo tu material escolar y ponte manos a la obra: escribe los títulos en grande, limita cada sección con segmentos de colores, u otro tipo de marcas que te resulten atractivas, cambia los colores de subtítulos y palabras destacadas… Hazlo como si se tratase de una web o de un blog, donde se utilizan las negritas para destacar lo más importante y asegurarse de que el lector se queda con la idea clave incluso si lee el texto en diagonal. Si lo prefieres, subraya, aunque lo mejor es que dejes este paso para cuando empieces a estudiar de cara al examen.

Si pasas tus apuntes a limpio en el ordenador, puedes llevar a cabo los mismos consejos con las acciones que permiten los programas procesadores de textos.

Apuntes y fotocopias

Sobre el material escolar que nos ofrecen en clase, tienes las fotocopias que ofrecen los profesores a los alumnos. Como fotocopias, ejercicios, apuntes extra…

En estos casos, empieza por poner siempre la fecha de cada hoja, o es muy fácil que terminen desorganizadas entre todos tus apuntes. No te permitas dejarlo pasar, porque puede terminar siendo muy lioso.

Como ves, en realidad, sólo con un poco de esfuerzo, organizar tus apuntes es una tarea sencilla. Ayúdate del material escolar que te inspire (bolígrafos de manejo agradable, de colores, libretas con hojas blancas…) y verás cómo todo se vuelve más sencillo a la hora de estudiar. A la larga, agradecerás el esfuerzo.