cirugia estetica edad blefaroplastia

Las intervenciones estéticas más demandadas según la edad

Rinoplastia, blefaroplastia, aumento de pechos… A medida que nuestro cuerpo cambia con el paso de los años, podemos llegar a sentir más inseguridad y decidirnos a someternos a determinadas operaciones estéticas para que el impacto sea menor.

¿Quieres saber cuáles son las que más se buscan dependiendo de la franja de edad?

De 18 a 29 años

Es esta etapa de primera juventud, la cirugía que más se pide es la de aumento de pecho. Sin embargo, siempre hay que tener en cuenta que hay mujeres a las que el pecho puede llegarles a crecer hasta los 21 años. Así que lo mejor es no tener prisa, al menos, hasta haber superado esta edad.

En pacientes muy jóvenes, lo ideal es que el cirujano plástico informe sobre las posibilidades del desarrollo natural del cuerpo y de las posibles soluciones estéticas de aumento de pecho.

Sin embargo, hay otra intervención muy demandada, y es la rinoplastia.

De 30 a 45 años

Es una franja de edad en la que las mujeres que quieren ser madres, por lo general, lo consiguen. Y es a partir de los 35 años cuando deciden realizar más cambios en su cuerpo. Procesos como el embarazo y el parto dejan marcas como piel sobrante, flacidez, estrías o exceso de grasa en zonas como el pecho y el abdomen. Por ello, en esta franja de edad, descubrimos que las demandas de intervenciones que más se llevan a cabo son la recolocación de mamas, la liposucción o la abdominoplastia, siempre con la intención de recuperar o mejorar la figura.

De 45 en adelante

Antiguamente, se podía decir que una mujer de 45 años ya estaba envejeciendo. Sin embargo, hoy en día, una mujer de esta edad se encuentra en la flor de la vida, es activa, tiene vida social… Así que, en pos de mantener un aspecto juvenil, surgen grandes demandas de blefaroplastia, cirugía facial, corrección del descolgamiento de cuello… Sin embargo, y aunque la rinoplastia sigue estando presente, aunque a menor nivel, ya no encontramos, por lo general, demandas de intervenciones tales como el aumento de pechos.

Cada médico debe verse en la obligación de informar adecuadamente a cada paciente, dejando que prevalezca el bienestar del mismo por encima del precio de la factura.

 

Deja un comentario