1507541224194-1507504609181-shutterstock_650375488

Barcelona se convierte en la nueva meca del cannabis

La capital catalana se ha posicionado en los últimos años como la ciudad de referencia en el cultivo y el consumo del cannabis, donde es posible encontrar semillas dinafem, semillas autoflorecientes o de cualquier otro tipo. Y su auge ha sido tal que ha terminado desbancando a Ámsterdam, que es conocida mundialmente por sus coffeeshops.

Además de haber empezado a acoger a los principales congresos y ferias del sector, las empresas más importantes la identifican como un trampolín hacia el mercado europeo, y numerosas multinacionales han escogido esta ciudad como lugar en el que instalar sus sedes.

Clubes de cannabis

En los últimos años, ha habido un crecimiento notable del número de clubes de cannabis que existen en la ciudad catalana. Así, hoy en día podemos encontrar ya alrededor de 250, que son más de los que podemos sumar en la totalidad del resto de España. Gracias a esto, además, se ha conseguido normalizar, en cierta medida, el consumo de cannabis. Al menos, así lo aseguran miembros de las principales empresas del sector que han situado su sede en Barcelona.

De hecho, al parecer, y según apuntan estas mismas fuentes, el consumo de cannabis está mucho más aceptado en España que en Holanda, donde lo fuma muy poca gente, por lo que este movimiento hacia Barcelona se ha notado como una evolución natural en el sector.

En España, se trata de una sustancia prohibida, pero el modelo de los clubes de cannabis aprovecha un vacío legal, dado que está permitido el consumo individual, para que grupos de socios puedan compartir un cultivo entre ellos.

Dentro del sector, la tendencia es apostar que el modelo de asociaciones privadas se va a consolidar y va a ser lo que lleve al consumo del cannabis a terminar de instalarse, si es que no lo ha hecho ya del todo.

Una nueva imagen

Por otro lado, si bien antiguamente se relacionada la imagen de un consumidor de cannabis como la de un “fumeta”, hoy en día, se asocia más con la de un hombre de negocios. De hecho, según un estudio reciente, en España se gasta cada año alrededor de 23 mil millones de euros.

Deja un comentario