El auge del sexo fuera del matrimonio entre personas de mediana edad

El sexo en Barcelona es algo que nunca ha dejado de estar de moda. Y en Madrid, en Londres, París… y en cualquier lugar del mundo. Y la infidelidad es tan antigua como la invención de la monogamia.

Según indican diversos estudios, los millennials son menos infieles que sus padres, pese a que cuentan con más oportunidades para ello. O puede que por eso sea menos emocionante vivir una aventura fuera de la pareja.

Recientemente, la Universidad de Utah ha llevado a cabo una encuesta que refleja que la cantidad de sexo extramarital ha aumentado notablemente, pero sólo entre la población de mediana edad. Especialmente, aquellas personas de entre 50 y 70 años que han estado casadas entre dos y tres décadas.

Sólo en España, en la encuesta de Actitudes y Prácticas Sexuales, que fue publicada en el CIS el 2008, reflejaba el porcentaje de infieles en un 17’2%. Un 9’2% había reincidido, mientras que sólo el 8 por ciento había caído una sola vez en la tentación.

El desencanto, la monotonía, la desilusión, los conflictos de pareja… Todo esto, pueden ser algunas de las causas por las que han crecido los niveles de infidelidad en cuanto al sexo en Barcelona.

El profesor Nicholas H. Wolfinger, de la Universidad de Utah, explicó al respecto lo siguiente: “Hay muchas más cosas que entran en juego, aparte de la duración del matrimonio y de la crisis de la mediana edad: los americanos de mayor edad también crecieron al mismo tiempo que se produjo la revolución sexual y, a lo largo de su vida, han tenido muchas más parejas sexuales”. Su explicación parece lógica y, además, si te has criado en un entorno en el que se da por sentado que vas a tener muchas relaciones, se hace más difícil renunciar a ellas que si te han criado como si la finalidad de tu vida amorosa sea pasar tu vida con una sola persona.

Lo que está claro es que ya no existe tanto tabú en relación a las infidelidades, dado que existe una clara liberación sexual, que, a su vez, también ayuda a cambiar estereotipos en la madurez. De hecho, el Imserso asegura que sólo entre el 2011 y el 2015, el número de separaciones en personas de la tercera edad se incrementó en España en un 144%.

Deja un comentario